Analógico o Digital?

La pregunta del millón, es mejor lo analógico que lo digital?

 

Hoy en día vivimos en un mundo 100% ¨digitalizado¨, no existe prácticamente nada que no lo puedas hacer con una computadora y de manera eficiente.

En el mundo del audio se escuchan frases como ¨lo digital suena frío¨, no tiene carácter, lo analógico posee mucho mas carácter y definición y muchas otras cosas que la verdad no me parecen de importancia.

 

Muchas personas creen que tener una computadora con un DAW instalado y varios plugins ya lo hacen Productor, Ing de audio o que ya poseen un estudio de grabación, eso esta muy lejos de la realidad.

 

Como dice la famosa frase ¨No es la flecha, es el índio¨, no sirve de nada tener el equipo (mucho o poco) si no lo sabemos utilizar, si no tenemos el conocimiento y la experiencia.

 

Aquí es donde comienzan los mitos de lo analógico y lo digital, si bien es cierto que existen diferencias, pero, esas diferencias apenas son apreciables por un selecto grupo de personas.

 

El problema comienza cuando nos volvemos haraganes, cómodos y descuidamos lo fundamental, lo primordial en el mundo del audio, LA FUENTE. Creemos que lo vamos a arreglar y solucionar todo con un ¨milagroso software¨, déjame decirte que ese es el error mas grande que una persona puede cometer.

Si nuestra fuente (materia prima) no es buena, ¿cómo esperamos que el resultado final sea bueno? No podemos hacer un sabroso jugo de naranjas con naranjas podridas, antes debemos seleccionar las mejores naranjas, lavarlas, exprimirlas, agregarle un poco de agua potable y endulzarlas para poder disfrutar de un delicioso resultado final. Esto mismo ocurre en el mundo del audio, debemos tomarnos el tiempo en hacer que la fuente sea buena, afinar y buscarle el sonido a la guitarra con el amplificador y los pedales, afinar la batería, buscarle el sonido que estamos deseando, seleccionar las medidas de los cuerpos acorde al estilo que estamos grabando, etc.

Luego de esto viene la correcta selección y ubicación del micrófono lo cual es fundamental para capturar toda la riqueza del sonido que logramos en la fuente, y aquí vienen las preguntas: Conocemos la ¨Respuesta en frecuencia¨ del micrófono que estamos utilizando? Conocemos su patrón polar y como trabaja el mismo?

Una vez que hayamos hecho esto tenemos mas del 50% del trabajo realizado exitosamente. Nos habremos ahorrado horas de buscar el sonido adecuado en la mezcla y de forzar el EQ y los siguientes 10 plugins en la cadena.

 

Ahora, sigue sonando frío?

 

A todo esto hay que destacar nuevamente, ¨No es la flecha, es el índio¨, así como nosotros los ¨ingenieros de grabación¨, le dedicamos tiempo a obtener el mejor sonido desde la fuente y capturarlo de la mejor manera, también el músico (instrumentista o cantante) deberá dedicarse a ejecutar de la mejor manera posible su parte, sino, volvemos al inicio.

El resultado final será tan bueno como el eslabón mas débil de la cadena. No sirve de nada usar el mejor instrumento, los mejores micrófonos si el músico es malo. No sirve de nada tener un buen músico, con un buen instrumento si este no esta bien afinado. No sirve de nada tener un micrófono y un preamplificador de miles de dólares si el cantante no afina. En todos estos casos, el resultado será... MALO!!!

 

Ahora bien, lo digital suena frío?, definitivamente no. Lo único frío son los pseudo ¨Ingenieros de audio¨ que no se levantan de su silla cuando escuchan que la guitarra no esta sonando como debe ser, que le falta cuerpo (graves), definición (agudos), lo único que hacen es insertar el plug in de Eq y forzar (crear frecuencias que no existieron en la captura de audio) todo lo que se hubiese solucionado tal vez con mover 1 cm. el micrófono o simplemente utilizar otro micrófono, o el cantante que no le pega una nota y le decimos que todo esta bien, que existe un programa que hará que cante de manera maravillosa, NO!!!

 

Cuando todo se grababa de manera analógica, los músicos realmente se esforzaban por tocar bien, por cantar afinados, no había, vamos a afinar después, lo que se grababa era lo que quedaba. Hoy en día tenemos el privilegio de poder perfeccionar muchas cosas que antes era imposible, retocar pequeños detalles para lograr un sonido casi perfecto, pero en vez de eso abusamos de las bondades que otorgan los software, destruimos toda la esencia del audio y de la música intentando crear ¨Artistas¨ de ¨Hartistas¨.

 

Santiago Espínola

Productor General - MotionStudio

Escribir comentario

Comentarios: 0

Comparte con tus amigos a través de: